Cómo limpiar las persianas Precious Metals

Las persianas  Precious Metals  son una solución práctica y durable si es que necesitas privacidad o evitar que los rayos solares ingresen a tu hogar.

Para conservar el buen aspecto y funcionamiento es importante que las limpies regularmente para prevenir la acumulación de polvo y tierra en las láminas de aluminio, y dentro de las partes movibles del cabezal.

Hunter Douglas te brinda algunos tips para limpiar tus persianas de manera efectiva y segura. Además de mantener su apariencia y funcionalidad por años.

 

Inspecciónalas

Antes de empezar la limpieza, toma un momento para inspeccionarlas y determinar hasta qué punto necesitan ser limpiadas. Las que tienen una ligera acumulación de tierra y polvo usualmente requieren  que solo se les retire un poco de lo acumulado, mientras que las persianas de aluminio con grandes cantidades de moho y otros restos requerirán una limpieza más intensa.

Sigue las instrucciones de limpieza del fabricante

Es usual que las persianas vengan con instrucciones de limpieza y cuidado que deben ser seguidas siempre para prevenir el daño. Las de aluminio son más durables que cualquier otro tipo pero ciertos químicos pueden quitar el metal o causar que pierda color u otro daño. Antes de usar cualquier limpiador, siempre pruébalo en una zona poco visible para evitar posibles daños o decoloración.

Reúne los materiales que necesitarás

Una vez que has determinado que tan rigurosa debe ser la limpieza y cómo limpiarlas de manera segura, es tiempo de reunir los materiales que necesitarás. Toma un balde de agua tibia y jabón suave o detergente, una esponja blanda, o plumero para empezar.

Estos materiales deberían ser suficientes para remover la suciedad, polvo, moho y pelo de su mascota de las persianas sin causar daños. Para prevenir la acumulación del agua y el posible dañado del suelo, también deberías colocar algo debajo de ellas, como un trapeador o una toalla de baño que pueda absorber el agua o acumular los residuos que caigan de las persianas.

 

Limpia tus persianas

Con todos tus productos de limpieza a mano, es tiempo de empezar a realizar el mantenimiento. Inicia usando un plumero para remover cualquier tipo de suciedad o tierra. Recorre la superficie expuesta y vuelve a utilizarlo las veces que sean necesarias.

Después de usar un plumero, puedes complementarlo con un cepillo de limpieza para quitar cualquier resto o acceder a lugares más difíciles de alcanzar a los que un plumero no podrá llegar, como los componentes internos o los mecanismos que se encargan del funcionamiento.

Si tus persianas requieren una limpieza más exhaustiva, una esponja sumergida en una mezcla de agua tibia y jabón suave o detergente puede ser de mucha utilidad.

 

Realiza mantenimiento constante

Es un hecho que las persianas tienen tendencia a atraer y acumular tierra, polvo y residuos. Sin embargo, algunas medidas preventivas y limpieza regular pueden mantener su aspecto por un buen tiempo, así como eliminar la necesidad de realizar procesos más complejos de mantenimiento en el futuro.

Una medida preventiva es siempre colocar limpiador para ventana en un papel toalla o paño y nunca en la ventana misma. Esto evita que termine en las persianas en donde puede atraer tierra y polvo.

Finalmente, debes convertir en un hábito el uso de un plumero en las persianas de aluminio al menos una vez a la semana para prevenir cualquier tipo de acumulación.

 

Hunter Douglas es el líder mundial en cortinas y persianas, te ofrece las  Precious Metals, elegantes y sofisticadas.  Si deseas adquirirlas o quieres mayor información sobre alguno de nuestros servicios no dudes en comunicarte con nosotros.

 

NUBE DE ETIQUETAS:   mantenimiento   precious metals   tips

dejar comentario Comentar

(*) obligatorio

*
*