Cómo limpiar tus persianas de madera

Las persianas de madera son una gran adición a cualquier ventana y pueden crear un look mucho más sofisticado que el típico plástico, vinilo o telas que están disponibles en muchas tiendas por departamento. Sin embargo, a diferencia de otras persianas, las de madera requieren un cuidado especial cuando se trata de la limpieza. Por suerte, si usas las técnicas correctas puedes ahorrar tiempo al limpiarlas y asegurarte que duren mucho más tiempo.

 

Método 1:

1. Usa un plumero o un paño de microfibra

Evita usar materiales ásperos para limpiar las persianas porque accidentalmente puedes rayarlas. En cambio un paño de microfibra o un plumero de plumas suaves son las mejores herramientas para remover de manera rápida la tierra y polvo.

  • El paño de microfibra si adhiere a las pequeñas fibras de tierra ubicadas en tus persianas y atrapa partículas que un trapo normal dejará pasar.

2. Cierra las persianas para que puedas colocarlas contra la ventana de manera recta

Tus persianas vienen con una barra de ajuste que permite abrirlas y cerrarlas. Rótala para cerrarlas por completo para que puedas encargarte primero de un lado.

  • Si las mantienes abiertas será mucho más difícil limpiar ambos lados de las láminas.

3. Quita el polvo de cada una de las láminas de izquierda a derecha

Usa un plumero o paño, empieza limpiando cada lámina de izquierda a derecha. Asegúrate de tomar el tiempo para cada una de las láminas de manera individual para lograr así una mejor limpieza.

  • Si tienes persianas de madera verticales, quita el polvo de arriba hacia abajo.

4. Rota las persianas hacia el otro lado

Rota la cuerda de ajuste a la posición opuesta a la que abrirías tus persianas, para que las otras láminas estén frente a ti. Repite el proceso y quita todo el polvo acumulado.

  • Este rápido paso debe tomar como máximo 10 minutos.
  • Las persianas de madera deben ser limpiadas una vez al mes para mantener una apariencia limpia, cuidada y brillante.

 

Método 2:

Lavar las persianas

1. Llena un balde con 5 centímetros de agua tibia

Si tus persianas tienen demasiado polvo acumulado, el uso de un paño o un plumero no será suficiente. Una limpieza más profunda requerirá el uso de agua. No mezcles ningún producto de limpieza con el agua.

  • Los químicos en los productos de limpieza más tradicionales pueden crear manchas y rayas que arruinarán las persianas.

2.  Usa un paño seco o un trapo de algodón y mójalo en agua

Las persianas de madera que tienen contacto prolongado con el agua pueden terminar deformándose. Para evitar esto, sumerja ligeramente el paño y exprímalo antes de usarlo.

  • Solo necesitarás un poco de agua para mojar el trapo o paño, no necesitas sumergirlo por completo.

3. Coloca tus persianas de madera en una posición que te permita cerrarlas lo más posible

Ubicarlas de esta manera ayudará a que la limpieza individual de cada tira sea mucho más sencilla.

4. Empieza desde arriba, limpia cada una de las láminas de manera individual

Usando tu paño, limpia cada lámina de izquierda a derecha. Una vez que termines con un lado, asegúrate de hacer lo mismo con el otro lado.

  • Asegúrate de dedicarle más tiempo a las áreas que presentan manchas, usando un movimiento circular.

5. Seca cada lámina por separado con un paño limpio

El agua puede deformar, descolorar o generar manchas en las persianas de madera. Para prevenir que esto suceda, asegúrate de quitar toda el agua que se pueda haber acumulado en las láminas con un trapo seco.

  • Puedes secar cada lámina con un trapo de microfibra o un paño de algodón.

6. Ubica las láminas del otro lado y repite los pasos anteriores.

 

NUBE DE ETIQUETAS:   hunter douglas   persianas de madera   persianas de madera enrollables   persianas de madera precios

dejar comentario Comentar

(*) obligatorio

*
*