ESTADIO NACIONAL

Espectadores: 42,500 personas

Palcos: 385 con un total de 3,268 personas

Estacionamientos: 703 espacios en 2 sótanos bajo explanada sur

ESTADIO NACIONAL DEL PERU

Información

EL ESTADIO NACIONAL

La arquitectura, además de resolver relaciones funcionales y técnicas en una estructura espacial, debe contribuir con satisfacer necesidades estéticas que, en el caso de una edificación tan representativa como un estadio nacional, está obligada a integrarse y formar parte de la cultura y sociedad a la que sirve y representa. El Estadio Nacional en Lima fue todo un reto desde estos puntos de vista, funcional, técnico y estético posteriormente. No solo por lo antes dicho, sino también por tratarse de una intervención en una edificación preexistente, cargada de problemas, vacios en cuanto a información disponible y  claridad en el pedido del cliente.

Una vez embarcados en tema y ya analizadas las condiciones especiales en las que debíamos trabajar, la propuesta de diseño partió de la idea de generar un elemento envolvente,  conceptualmente muy fuerte y de fácil recordación para unificar la heterogeneidad compositiva que ofrecía la fachada original. Esta envoltura debía ser lo suficientemente transparente para que durante la noche, cuando se enciendan las luces del estadio se pueda insinuar la fachada original y, durante el día permitir que destaque el nuevo tratamiento. Conceptualmente esta nueva fachada debía ser el elemento de modernidad solicitado por el cliente, el elemento que refleje  la pasión y patriotismo que un Estadio Nacional debe mostrar, que exhiba la presión y tensión que se vive dentro del escenario deportivo durante los eventos. Si bien la fachada ayuda a generar y transmitir todas estas ideas, la cobertura, otro elemento que destaca en el conjunto, debía participar del discurso como un objeto complementario, no integrado necesariamente pero capaz de presentarse como una corona, remate y cierre del discurso que la nueva imagen debía ofrecer.  Esta cobertura no sólo participa funcionalmente para mejorar el confort interior, proteger  a los espectadores y ayudar a solucionar la iluminación, la ubicación de las pantallas  y cámaras, sino que desde el punto de vista de la composición ofrece también un cierre superior al diseño y refuerza la unidad del conjunto pese a estar claramente diferenciada del resto.

El espacio interior, principal protagonista de la experiencia arquitectónica en el estadio, esta proyectado para colaborar con el evento deportivo. El espacio original se diluía hacia el cielo gris de Lima, lo mismo que los gritos de la hinchada; por ello, la distribución de palcos en tres niveles adicionales y el cerramiento con una cobertura en voladizo de treinta metros, no solo permiten definir totalmente este gran espacio, si no que contribuyen a concentrar las arengas que producen los gritos de la hinchada en su enérgico apoyo a los equipos  y en especial a nuestra selección.

El edificio original presentaba dos elementos característicos que a nuestro parecer  lo diferenciaban de cualquier otro estadio  latinoamericano y, por qué no, del mundo: La torre Norte o Miguel Dasso y los laureles deportivos que adornaban el perímetro exterior. Consideramos que estos dos elementos, fuertemente enraizados en la memoria colectiva de los peruanos, debían ser rescatados o reutilizados, requerían un espacio en la propuesta y formar parte activa del nuevo diseño. En el caso de la Torre Norte, era evidente que esta debía ser el punto de quiebre entre lo nuevo y lo viejo, entre la verticalidad de esta y la horizontalidad de la nueva propuesta. La torre debía ser remarcada dejándola participar en su propio espacio sin restricciones, de forma tal que la nueva fachada la enmarque y haga destacar en el conjunto. La continuidad de la nueva fachada y la cobertura se rompe para rendir homenaje a la Torre Norte y lograr estos objetivos.

Los laureles deportivos juegan un papel distinto en la composición, estos son adornos que circundan el estadio, por lo tanto, se decidió respetar  esta característica y mantenerlos como tal en la nueva fachada.

 

Mario López Marsili

ARQUITECTO

ESTADIO NACIONAL DEL PERU

Producto: SOFTWAVE 50

Paneles de líneas curvas

Fijación directa sobre estructura metálica

Empalmes machihembrados

Acabado Liso o Perforado

Posibilidad de curvado

3form
Alusion
Bimtool
GKD
mOso
NBK
Prodema
Trespa
x
¿Necesitas ayuda con algún producto?

Cotizar con DistribuidorContactar con Hunter Douglas

Ejecutivo